A día de hoy, después de promesas electorales en las que supuestamente se iba a mejorar la legislación que afecta a los autónomos, todavía no hay nada claro al respecto y tampoco parece que lleguen esas tan ansiadas (y prometidas) mejoras.
(Actualización: está aprobada la nueva Ley de autónomos, pero falta que salga publicada en el BOE)

Una de las "promesas" que más llamaba la atención, era aquella que planteaba la posibilidad de pagar la cuota mensual de autónomos en función de lo que se facture. Vamos, en función de los beneficios que obtengas.

Algo lógico, y que hace décadas que tendría que estar implementado.

Si acabas de arrancar y no vendes, es obvio que no tengas que soltar los 260 eurazos de media que se paga si o si todos los meses por el RETA. 

Ah, my friend. Esa es la teoría...

En la práctica, y de momento, no solo toca pagar esos 260 euros sino que desde este Enero de 2017, como el SMI ha subido un pelín, pues ese "poco" también incrementa la cuota básica del/la emprendedor/a.

Aquí no entro si tienes tarifa plana, bonificaciones ni nada. Este ejemplo es para cualquier persona humana que quiera darse de alta en autónomos, tenga 45 o 56 tacos. ¡Ea! Así que, prepara la cartera, porque desde este momento, pagarás unos 30 euritos más al mes.

Resumiendo, que salvo que cumplan lo prometido (y ya sabemos el dicho... "prometer hasta meter, y una vez metido me olvido de lo prometido", muy válido en política) ser autónomo te va a salir por unos 300 euritos al mes. 

Pero tranqui... hay opciones. ¡Que no se me marche nadie! 😉

¿Puedo ahorrarme la cuota de autónomos?

Existe cierta leyenda urbana, acerca de la posibilidad de facturar sin darte de alta como autónomo (ni en Hacienda ni en la Seguridad Social) simplemente con tu Nombre y Apellido y DNI/NIF, siempre y cuando la cantidad no supere los 3.000 euros al año.

También dicen que existe el Yeti, pero...

A ver. ¿Por qué 3.000 y no 5.000? ¿O 2.500? Sencillamente, si expides una factura con tus datos personales sin estar dado de alta, te pueden meter una buena sanción ya que, créeme, es fácil que te pillen. Montoro is Back!

Existe otra alternativa, la cuál parece haber tenido más respaldo que la anterior (lo que no quiere decir que sea correcta o cierta), en la que podrías emitir facturas sin problema alguno siempre que estés dado de alta al menos en Hacienda (formularios 036-037 Aeat), pero pasando de comunicar nada a la Seguridad Social.

Con esto, estarías cumpliendo a medias (o incumpliendo a medias, como lo quieras ver) y pueden pasar dos cosas: Que no te pillen, o que te pillen y además de la sanción, tengas que amoquinar los meses que has estado de autónomo "alegalmente".

En la asesoría hemos tenido clientes que venían en esa situación, meses y meses cumpliendo "a medias" con su tienda online, con su blog, etc., y mientras han vendido poco, no han tenido ningún susto (lo que no quiere decir que lo puedas tener) pero cuando han empezado a vender productos y servicios, y llegaban los cacaos.... han recibido más pronto que tarde una notificación de un subinspector de la S.S. (de la de ahora ^_^).

¿Y qué hacer en este caso? Pues si te cae sanción, tendrás que recurrir. La legislación en este sentido no se pronuncia, y la cosa va a ritmo de sentencias (individuales) y sí o sí, toca litigar. Y hoy por hoy, no te fíes de lo que se llama sentar "jurisprudencia". Por que estos temas se tratan de forma concreta y personalizada.

Vamos, estarás a lo que diga el juez.

ENTONCES, ¿QUÉ ES lo RECOMENDABLE?

Pues si no quieres correr riesgos, debería darte de alta en autónomos (Hacienda-Aeat) y comunicarlo en la Seguridad Social (para cotizar en el RETA). De esta forma te evitas sustos y vivir "en un sin vivir".

Para eso, tienes nuestra Asesoría, donde podrás hacer las consultas que necesites, tramitamos tu alta y gestionamos las bonificaciones que existen en función de tu edad, requisitos, etc.

Vamos, que hacemos todo lo posible para que emprendas con garantías y sin sustos ni sorpresas.

Tenemos un Plan mensual que se adapta a ti, seguro. ¡Ya nos cuentas! 😉

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡y comienza a publicar!.