La LSICE, la LOPD, etecetcetc.... y ahora, ¡tachán! una nueva ley europea, repleta de obligaciones (para el que factura) y con apenas derechos (salvo para el que compra).

No son pocos los clientes que han puesto de manifiesto su preocupación con el tema de la reciente modificación sobre la Protección de Datos. Si bien, la actual legislación sobre el tema a nivel nacional ya sentaba las bases para aquellos emprendedores que operan por internet, ahora, la normativa europea, pelín más restrictiva que la estatal, viene a liarla más con el tema de la aplicación en Europa (así sí, así no, ahora puede, ahora no, esto sí, esto no...).

Vamos, sucede algo similar con lo del IVA europeo (VAT, para los amigos) donde ya no te limitabas a expedir el IVA de tu país, en tus facturas, como expedidor. No, tienes que aplicar el IVA del que te compra, se encuentre en Madrid o en Villaborcios de Le Routé. Tástico.

UTILIDAD REAL DEL NUEVO "RGPD" EUROPEO

Realmente es casi idéntico a la norma estatal (LOPD) como el hecho de informar fehacientemente al cliente sobre las opciones que tiene a la hora de dar el consentimiento sobre la gestión de sus datos por la empresa o emprendedor fulanito, con algunas novedades sobre esta, como la facilidad de que el cliente pueda modificar, cancelar o modificar dichos datos y encuentre facilidad real para hacerlo, y por tanto, que toda la política de protección de datos del vendedor/profesional/emprendedor esté accesible y cuente con elementos reales que garanticen la protección.

Para ello, la norma establece que toda empresa u organización que deba aplicar (...) dicho reglamento deberá contar con un delegado de protección de datos (más gasto, aunque lo pinten de inversión, máxime cuando implementar la vigente todavía LOPD no ha resultado gratis para nadie). A ello hay que añadirle la exigencia de dicha norma sobre la realización de una Evaluación del Impacto sobre la Protección de Datos. Ya te aseguro amigo/a lector/a que tampoco es gratis.

¿AYUDAS PARA APLICAR EL "RGPD" EN MI EMPRESA O NEGOCIO?

Hasta ahora, no hemos encontrado ninguna entidad u organización que subvencione el gasto que puede conllevar la aplicación y gestión de este nuevo RGPD, al igual que ya pasó/pasa con la aplicación y gestión de la actual LOPD.

Puedes preguntar en ayuntamientos, consejerías, diputaciones... te dirán que nanai. Búscate la vida. No hay dinero para cosas que te obligan, pero si para otras. Tranquilidad, my friend...

Estate atent@ que seguiremos con más info. en el Blog de tu asesoría, AsesoriaBlogger.com